Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

LOS TECNICISMOS LEGALES SON LEYES

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 16-45

¡No Se Deje! ®

La gente frecuentemente usa la frase “tecnicismo legal” (en inglés “legal technicality”) para criticar el resultado de una disputa legal.  La implicación es que un juez o jurado irrazonablemente utiliza un pequeño detalle de la ley para justificar un resultado injusto.  Un hombre fue sentenciado a prisión por tener sexo con una chica dos meses antes de que ella cumpliera la edad de consentimiento.  El se quejó que la naturaleza de su acto mutuamente consentido no sería diferente en nada si éste hubiera ocurrido dos meses después y que su crimen fue un puro tecnicismo (“technicality”).  Las personas que pierden sus derechos a litigar disputas por no registrar a tiempo una demanda se quejan de manera similar.

 

Y, los detalles técnicos de las leyes y regulaciones pueden ser usados por los consumidores para obligar a otros a que respeten sus derechos.  El siguiente caso ilustra la importancia de conocer y utilizar  efectivamente los “tecnicismos”.  El “Protecting Tenants at Foreclosure Act” –PTAF (en español Decreto para la Protección a Inquilinos en caso de Embargos) fue creado para proteger a las personas que están rentando una casa de los dueños que pierden la propiedad en un Embargo porque dejan de hacer los pagos al banco.  El banco y otros prestamistas notificaban inmediatamente a los inquilinos que tenían que salirse inmediatamente de la propiedad.  Frecuentemente estos inquilinos tenían contratos de arrendamiento que les daban derecho a rentar la propiedad por meses o años en el futuro.  Sin embargo, los bancos insistían que dado que ellos ahora eran dueños de la propiedad, tenían derecho legal a desalojarlos.

 

El PTAF obliga a los nuevos propietarios (usualmente bancos) que adquieren casas re-poseídas, a darle a los inquilinos una notificación de 90 días para desalojar la propiedad.  Y a los inquilinos que tienen contratos de arrendamiento se les debe permitir quedarse en la propiedad hasta el fin de su contrato A MENOS que el nuevo propietario ocupará la casa como su residencia principal.  Y aún así, el inquilino todavía tiene derecho a la notificación de los 90 días antes que le exijan salirse.

 

Un inquilino recibió un “5 day notice to vacate” (en español “notificación de 5 días para desocupar”) del banco que compró la casa rentada después que el dueño anterior la perdió en un embargo.  El inquilino no hizo caso al aviso de desocupar.  Más de 90 días después, el banco registró una acción judicial para desalojar al inquilino.  El inquilino le dijo al juez que nunca recibió la notificación de 90 días requerida por el PTAF.  El banco argumentó que había cumplido con la ley porque esperó más de 90 días para registrar la acción judicial.  La corte sentenció que la notificación de 5 días provista por el nuevo dueño no era legalmente suficiente.  La corte dijo que la ley da a los inquilinos el derecho de ocupar las instalaciones hasta el fin del contrato de arrendamiento y el derecho a recibir una notificación que les informe que tienen 90 días para desocupar la propiedad.  La notificación de 5 días, aún cuando sea seguida por una espera no comunicada de 90 días, es cuanto mucho engañosa. Este “tecnicismo” le proveyó un beneficio importante al inquilino.  Los tecnicismos son leyes, USENLOS.  Consulte prontamente a un abogado si usted está envuelto en una disputa legal.  ¡NO SE DEJE! ®

JESS J. ARAUJO, ABOGADO