Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

CIUDADANIA Y DEPORTACION

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

 

Artículo 17-05

¡No Se Deje! ®

Las personas que son ciudadanas de este país porque nacieron aquí no pueden ser deportadas.  Los ciudadanos de EE.UU. por nacimiento sí tienen derecho a renunciar voluntariamente a su ciudadanía pero no se les puede quitar.  Esto es cierto aún si han sido condenados por cometer crímenes horrendos incluyendo múltiples asesinatos, violaciones, ventas masivas de drogas, y  abuso de menores.  Sí pueden ser enviados a prisión de por vida y hasta ser ejecutados, pero no pueden ser deportados. Los ciudadanos naturalizados no tienen la misma absoluta inmunidad a la deportación.

 

Los ciudadanos naturalizados son inmigrantes que se han convertido en ciudadanos de EE.UU. después de primero ser residentes permanentes y luego completar exitosamente los procedimientos de naturalización. Las leyes de inmigración de EE.UU. disponen que las personas que reciben orden de deportación  deben ser enviadas al “país de donde vinieron”.  Esto no aplica para las personas nacidas aquí. Aunque es extremadamente difícil y raro desnaturalizar a alguien que se ha hecho ciudadano naturalizado, sí ha sucedido.  El censo de 2010 reveló que 6.8 millones de inmigrantes se hicieron ciudadanos naturalizados entre los años 2000 y 2010.

 

Dado que muchos inmigrantes han tenido éxito en convertirse en ciudadanos naturalizados en los pasados 10 años, es importante saber las acciones o conductas que podrían proveer una base legal para quitar la ciudadanía por naturalización.  Si pierden su ciudadanía, pueden ser deportados.  Hasta hace poco, los casos en que la desnaturalización era legalmente permitida estaban limitados a situaciones en que los inmigrantes mintieron en la solicitud para su ciudadanía.  Una vez que el inmigrante tomaba el juramento de ciudadanía, él/ella se hacía ciudadano de EE.UU.  Las consecuencias de cualquier condena criminal después de hacerse ciudadano de EE.UU. no podían incluir la desnaturalización.  Eso ha cambiado.

 

Una corte federal de apelaciones dictó que un ciudadano naturalizado podía ser desnaturalizado aún cuando fue arrestado, enjuiciado y condenado después de hacerse ciudadano naturalizado.  Este es un cambio dramático y extremo en la ley.  Funcionarios de Inmigración argumentaron con éxito que debido a que la conducta criminal del acusado ocurrió antes de que se convirtiera en ciudadano, y que la conducta criminal constituía una falta de “buen carácter moral”, él era inelegible para la ciudadanía.  El juez en dicho caso dijo “cometer el crimen en vez de la condena por el mismo, es suficiente para desnaturalizar porque niega el “buen carácter moral”.

 

El juez también dijo que debido a que el acusado no tenía buen carácter moral al momento que aplicó para la ciudadanía, él adquirió la nacionalización ilegalmente.  En tal caso, el crimen que cometió, tráfico de drogas, es un crimen listado que establece una carencia de buen carácter moral.  No todos los crímenes están en dicha lista.  El juez también dijo que debido a que el acusado adquirió la ciudadanía ilegalmente, la corte no tiene el poder de detener la deportación aún si ello resulta en una dificultad extrema para el acusado y su familia.

 

Los inmigrantes deben reconocer que cometer actos que constituyan una carencia de buen carácter moral antes de hacerse ciudadanos puede ser usado para cancelar la ciudadanía aún si ello se descubre mucho tiempo después de que sean juramentados.  ¡NO SE DEJE! ®

 

JESS J. ARAUJO, ESQ.