Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

DERECHO DE LOS ABUELOS A VISITAR NIETOS

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 16-33

¡No Se Deje! ®

Cuando los matrimonios terminan en divorcio, la vida de los hijos cambia para siempre.  Estos cambios frecuentemente causan que los hijos sufran tensión emocional severa, temor, confusión y resentimiento.  Y entre los resultados más dolorosos de un divorcio está la terminación o interrupción de la valiosa relación de los niños con los abuelos.  La ley debe proveer una manera de balancear los derechos de los padres a decidir quién puede visitar a sus hijos con los derechos de los niños y de los abuelos para continuar disfrutando sus importantes relaciones.

 

La 14a. enmienda de la Constitución de EE.UU. provee a los padres un derecho fundamental a tomar decisiones acerca del cuidado, custodia y control de sus hijos y de sus vidas.  Si un padre se opone a la visita de un abuelo, la corte, solo puede conceder visita si primero empieza con la presunción de validez de la decisión de los padres de que la visita no es en el mejor interés del hijo.  Esta presunción se basa en la creencia que un padre competente actuará en el mejor interés del hijo.  Esto no significa, sin embargo, que la decisión de los padres no está sujeta a una revisión judicial.

 

En California, una corte puede conceder  derechos a visitas razonables al abuelo de un menor si la corte decide que tales visitas son en el mejor interés del hijo.  Si ambos padres del menor están de acuerdo en que no se le debe conceder derechos a visita a un abuelo, la corte debe negar la visita a menos que el abuelo demuestre que la visita aún encima de la objeción de los padres, es en el mejor de los intereses del hijo.  Los abuelos que piden derecho a visitas deben registrar una petición y demostrar que tienen una relación pre-existente con el nieto lo cual ha creado una unión sentimental y que la continuación de tal relación es en el mejor interés del menor.

 

Las visitas de abuelo no serán concedidas si los padres del menor están casados a menos que:

 

  • Los padres estén separados y vivan aparte de manera permanente o indefinida;
  • El paradero de uno de los padres ha sido desconocido para el otro padre por más de 30 días;
  • Uno de los padres se une con el abuelo en solicitar que la corte apruebe la visita;
  • El menor no está viviendo con sus padres;
  • El menor ha sido adoptado por un padrastro.

 

Las visitas de abuelo basadas en alguna de las circunstancias de arriba se pueden terminar por uno de los padres si las circunstancias que lo califican cesan de existir.

 

La corte puede asignar proporcionalmente entre los padres el porcentaje de tiempo de la visita del abuelo para determinar la cantidad de manutención (child support) que deben pagar.  La corte puede ordenar que un padre o abuelo le pague al otro los costos de la visita incluyendo transporte, costos médicos, cuidado de niños, y otras necesidades.

 

Cada estado tiene leyes para la visita de los abuelos pero los derechos y condiciones varían grandemente.  La tendencia nacional es permitir que los abuelos visiten a sus nietos cuando los padres nunca se han casado, se han divorciado o cuando uno de los padres muere.  Grupos por los derechos de los padres han indicado que podrían oponerse al razonamiento legal que les concede a los abuelos más derechos a visita si los padres no están casados.  ¡NO SE DEJE! ®  

 

 

JESS J. ARAUJO, ABOGADO