Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

LEY ESTATAL PROHIBIRIA IMPUESTOS POR ACCIDENTES EN CALIFORNIA

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 16-50

¡No Se Deje! ®

El sistema legal Americano permite que las ciudades, condados, estados y el gobierno federal promulguen leyes que tienen efecto dentro de sus respectivas jurisdicciones.  Usualmente, este sistema produce leyes y ordenanzas útiles y productivas.  La Constitución de EE.UU. establece un sistema de prioridades en el cual las ordenanzas de la ciudad y del condado no pueden contradecir las leyes estatales o federales y las leyes estatales no pueden contradecir las leyes federales.  Este fundamento fue  usado en el pasado en California para intentar  que las ciudades y condados dejen de aprobar “Crash Tax Laws” (Leyes de Impuestos por Accidentes).

 

“Crash Tax laws” son leyes que imponen un tributo o una multa a personas que participan en accidentes para reembolsar a la ciudad o al condado los costos de proveer servicios de emergencia o de seguridad pública.  Estos servicios usualmente incluyen policías, paramédicos, hospitales, y otros servicios de emergencia y generalmente cuestan miles de dólares.  Ciertas leyes de “crash tax” (impuestos por accidentes) solamente les cobran a las personas que causan accidentes mientras que otras leyes solamente les cobran a las personas que tienen seguros para accidentes.  Otras ciudades les cobran a todos los del accidente mientras otras solamente les cobran a quienes no son residentes de la jurisdicción.  Estos servicios tradicionalmente son pagados por quienes pagan los impuestos de cada jurisdicción en forma de impuestos al consumidor y a la propiedad.

 

Expertos especulan que la mala situación económica  está causando que ciudades y condados con problemas económicos utilicen estos “crash taxes” para juntar el dinero que tanto necesitan. Miles de residentes y ciudadanos de California han reaccionado agresivamente y muchos se han quejado con sus senadores y asambleístas estatales que los “crash taxes” son una forma de doble impuesto.

 

Más de 50 ciudades de California, y varios condados, han aprobado estas leyes de impuesto por accidentes. Las ciudades de Sacramento, Oceanside, y Vista ya han revocado sus   leyes “crash tax”  después de determinar que el incremento de ingresos fue mucho menor que lo esperado.  Hasta hoy, 13 estados han aprobado leyes que prohíben a las ciudades y condados que aprueben leyes “crash tax”. Investigaciones sobre el tema han revelado que agencias de cobro frecuentemente contactan a las ciudades y condados  que tienen problemas financieros y los convencen que aprueben leyes  “crash tax”.  Estas agencias de cobro después reciben un porcentaje del monto total que cobran por el uso de servicios policíacos y de emergencia.

 

El proyecto de ley 49 del Senado, inicialmente propuesto en 2010, prohibiría que cualquier ciudad, condado, distrito, corporación municipal, o autoridad pública le cobren un tributo a alguien, independientemente de su residencia, por el costo de una respuesta de emergencia.  La ley propuesta también declaraba que la legislatura de California ha determinado que la disponibilidad y uso de los recursos para responder a emergencias en todo el estado es un asunto que corresponde a todo el estado y no es apropiado que las ciudades o condados lo regulen

 

El proyecto de Ley no fue aprobado y fue devuelto al Secretario del Senado de Seguridad Pública.    Patrocinadores del Proyecto de ley SB 49 del Senado dijeron que el público no debería tener que angustiarse por pedir auxilio solo porque no puede pagar los servicios de policía o ambulancia. Esperamos que la legislatura electa retome la propuesta de esta ley muy necesaria  y que la apruebe.

¡NO SE DEJE! ®.

 

JESS J. ARAUJO, ABOGADO