Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

LEY PROHIBE A COMPAÑIAS DE SEGURO USAR PRACTICAS COMERCIALES INJUSTAS

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Las personas que han estado involucradas en accidentes automovilísticos saben que eso puede ser una experiencia muy desagradable y costosa. Sus vidas cambian en muchas formas. Algunos tienen que tratar con lesiones serias y a veces permanentes, numerosos pagos médicos, daños o destrucción de sus vehículos y la imposibilidad temporal o permanente de regresar a su trabajo. Las consecuencias físicas, emocionales y financieras frecuentemente son tan extremas que ninguna cantidad de dinero que reciban la consideran adecuada. Y, para hacerlo peor, frecuentemente tienen que suportar un trato abusivo e injusto de los representantes de las compañías de seguro. Esto incluye abusos de los representantes de sus propias compañías de seguro.

Afortunadamente, la ley de California provee protección de cierta clase de prácticas comerciales injustas que las compañías de seguro han usado para tomar ventaja de las víctimas de accidentes. Por décadas, las víctimas de accidentes y sus abogados documentaron estos procedimientos y tácticas abusivas de las aseguradoras y se quejaron con California Insurance Commission (en español Comisión de Seguros de California) y con los legisladores de California quienes finalmente aprobaron las Leyes contra Prácticas Injustas de las Aseguradoras de California. Quien tiene un reclamo de pago de una compañía de seguro debería familiarizarse con estas leyes o, mejor aún, consultar con un abogado antes de firmar un relevo u otro documento de arreglo.

Algunos de los abusos más comunes de las compañías de seguro que ahora son contra la ley en California incluyen:
Engañar a los reclamantes sobre los hechos verdaderos y las provisiones de seguro aplicables;
No actuar prontamente para resolver los reclamos;
No utilizar patrones razonables para la pronta investigación y pago de reclamos;
No aceptar o negar los reclamos después de recibir los documentos que establecen apropiada prueba del incidente;
No intentar resolver en buena fe y pagar los reclamos prontamente por una cifra justa una vez que la obligación de la compañía de seguro es razonablemente clara;
Forzar a los reclamantes a litigar reclamos cuando conscientemente les ofrecen mucho menos de la cantidad requerida y finalmente recibida por el reclamante;
Decirle a los reclamantes que su compañía apela todas las concesiones a los reclamantes de parte de los arbitrajes con el fin de presionarlos a que acepten menos de lo que fue ordenado pagar;
No proveerles una pronta explicación de la negación del reclamo;
Aconsejar a los reclamantes no contratar un abogado;
Engañar a los reclamantes sobre el período de tiempo que tienen bajo la ley para registrar una demanda;
No informarles pronta y exactamente a los reclamantes por escrito sobre el límite legal de tiempo para registrar una demanda;
Discriminar a los reclamantes en sus prácticas de solución de reclamos basados en la raza, género, ingresos, religión, lenguaje, orientación sexual, abolengo, nacionalidad o incapacidad física.
Demandar información que es innecesaria para resolver la disputa del reclamo.

Por más de 20 años, las cortes de California declararon que solamente el Comisionado de Seguros de California tenía el derecho de registrar quejas contras las compañías de seguro por violaciones a las leyes contra Prácticas Injustas de Seguros. Eso ha cambiado. Una Corte de Apelaciones de California emitió una decisión que ahora permite que las personas víctimas de las violaciones de las compañías de seguro demanden directamente. Siempre consulte con un abogado si usted cree que una compañía de seguro le está tratando de una manera que viola la ley. ¡NO SE DEJE! ®