Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

NO ES ILEGAL SOCORRER A INMIGRANTES DICE JUEZ FEDERAL

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 16-01

¡No Se Deje! ®

Shanti Sellz y Daniel Strauss fueron al desierto de Arizona para proveer agua, alimentos y asistencia médica a inmigrantes necesitados. Ambos son miembros del grupo “Samaritans” de la organización “No More Deaths” o “No Más Muertes”.  Estas organizaciones se dedican a reducir las trágicas muertes de inmigrantes en la frontera por falta de recursos básicos.  Sellz y Strauss encontraron a cinco inmigrantes y  determinaron que dos de ellos estaban en graves condiciones y sufriendo de deshidratación. Sus médicos dieron instrucciones de llevarlos al hospital de inmediato.

 

Camino al hospital, agentes del Servicio de Inmigración de Los Estados Unidos los arrestaron.  El procurador federal registró acusaciones penales en contra de ellos por sus actividades a favor de los inmigrantes. Ambos se declararon “no culpables”. Strauss declaró públicamente “no hemos cometido ningún delito”.

 

El juez federal Raner Collins, concluyó el caso penal a favor de los acusados.  Se cancelaron los cargos por completo y  Sellz y Strauss quedaron libres y con la confianza de continuar su noble tarea sin impedimentos legales.  El juez determinó que el grupo “Samaritans” en efecto sí es una organización humanitaria, confirmando el argumento legal del Lic. Bill Walker quien se unió con Stanley Feldman para defender a los socorristas sin cobro alguno.

 

Este fallo federal además indicó que “No More Deaths” no se dedica a ayudar a los inmigrantes a entrar al país ilegalmente.  Esto es sumamente importante porque mucha gente que desea ayudar a los inmigrantes necesitados no lo hace por temor a que es contra la ley.  El Lic. Walker declaró “esta decisión jurídica es un enorme triunfo para todos aquellos que quieren eliminar las muertes innecesarias en el desierto”.    El reverendo John Fife, fundador del grupo Samaritans, declaró que el juez federal afirmó la posición básica del grupo, que “la ayuda humanitaria nunca es contra la ley”.  Ahora, todos pueden cumplir con su conciencia y proveer asistencia humanitaria sin temer consecuencias o castigos legales.

 

 

 

Es necesario reconocer que ni el juez federal Raner Collins, ni los dos abogados defensores, Bill Walker y Stanley Feldman, ni los activistas Sellz y Strauss, son Latinos. Tampoco es Latino el reverendo John Fife, fundador del grupo Samaritans.  Existe un creciente movimiento social, político, y humanitario, para apoyar a los inmigrantes.  Este movimiento fomenta la amnistía migratoria, licencias de manejar, la educación y la atención médica para todo ser humano sin importar su estado migratorio.  Muchos de los participantes en este movimiento no son Latinos.  Lo que se pretende no se trata de nacionalismo, se trata de hacer lo que es justo y necesario en el ámbito humanitario.

 

El caso de Sellz y Strauss es importante porque afirma como principio legal que todavía se permite salvar las vidas de los que han entrado al país aún sin permiso o documentos.  Qué triste, que en Los Estados Unidos hoy día, fue necesario litigar en una corte penal por más de un año para saberlo.  ¡NO SE DEJE! ®

 

JESS J. ARAUJO, ABOGADO