Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

SIEMPRE LEA LOS DOCUMENTOS ANTES DE FIRMARLOS Esposa confió en su Esposo y perdió pensión de por vida

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 16-30

¡No Se Deje! ®

Elpidia Braza confió completamente en su esposo, Emiliano Braza.  Cuando él la llevó al banco y le pidió que firmara un formulario frente a un Notary Public, ella rápida y gustosamente accedió.  Elpidia Braza NO LEYO EL FORMULARIO ANTES DE FIRMARLO.  Ni el Sr. Braza ni el Notary Public le explicó para qué era el formulario o cuál sería el efecto de su firma.  Elpidia Braza nunca  pidió que uno de ellos le explicara el propósito del formulario o las consecuencias de su firma.  Después que Emiliano falleció, ella descubrió la trágica verdad sobre el formulario que había firmado.

Emiliano Braza fue empleado gubernamental por mucho tiempo.  Poco tiempo antes de retirarse, registró su solicitud para los beneficios de retiro.  La solicitud le permitía decidir cómo quería recibir sus beneficios.  Una opción era recibir una cantidad reducida de dinero de por vida para que su esposa también pudiera recibir una pensión de por vida después que él falleciera.  La opción dos le proveería más dinero durante su vida pero no le brindaría beneficios a su esposa después que él falleciera.  Emiliano escogió esta opción aún cuando su esposa no recibiría nada después que él muriera.

Tras el fallecimiento de Emiliano, la Sra. Braza registró una solicitud de beneficios de cónyuge sobreviviente bajo el plan de retiro de su esposo.  La oficina de beneficios negó su solicitud indicando que el formulario que ella había firmado era un documento que probaba su Consentimiento a la decisión de su esposo de recibir una cantidad aumentada de beneficios durante su vida en tanto que eliminaba cualquier beneficio para ella después que él muriera.   De hecho, el formulario que ella firmó claramente dice que esta opción no puede ser utilizada a menos que el cónyuge renuncie a su derecho a una pensión de por vida firmando el formulario.   La Sra. Braza quedó muy desconcertada y preocupada por su futuro financiero.  Para empeorar las cosas, la acción de su esposo también le eliminó los beneficios del seguro de salud después de fallecido.

La Sra. Braza registró una apelación argumentando que el formulario no constituía legalmente una renuncia válida de su derecho a beneficios de por vida. La corte de apelaciones no estuvo de acuerdo y dijo que el formulario en sí mismo y otros documentos aclaraban que los cónyuges tienen derecho a beneficios de sobreviviente a menos que firmen el formulario de consentimiento y renuncia.  La corte dijo que el “DESCONOCIMIENTO DE SUS DERECHOS Y DE LA IMPORTANCIA DEL FORMULARIO NO ERA POR INSUFICIENCIA DEL FORMULARIO, SINO MAS BIEN DE SU ERROR ADMITIDO DE NO LEER EL FORMULARIO.”  Añadió que ningún cambio o mejoramiento en las instrucciones del formulario habría cambiado el resultado porque la Sra. Braza no lo leyó.

Infortunadamente, lo sucedido a la Sra. Braza no es inusual. Con demasiada frecuencia, las personas firman documentos sin leerlos porque alguien en quien confían les dice o se los pide. Algunas veces las personas firman documentos sin leerlos porque simplemente son muy descuidados o desidiosos.  Todos deberíamos leer todo documento antes de firmarlo, punto.  Si la Sra. Braza hubiera hecho esto, hoy podría estar disfrutando de pagos de pensión de por vida y también de seguro médico. ¡NO SE DEJE! ®

 

Jess J. Araujo, Abogado