Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

VISAS DISPONIBLES PARA VICTIMAS DE CRIMEN

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 17-13

¡No Se Deje! ®

 

VISAS DISPONIBLES PARA VICTIMAS DE CRIMEN

En 2002, el Congreso de Estados Unidos creó la visa U para inmigrantes indocumentados que son víctimas de ciertos crímenes serios.  Los inmigrantes que califican que tiene al menos 21 años de edad también pueden solicitar visas para sus esposas e hijos.    La ley también permite que las personas que tienen visas temporales de no inmigrantes tales como estudiantes, turistas, y visitantes reciban las Visas U.  Y, las víctimas de crímenes que se han ido de EE.UU. pueden solicitar una Visa U en sus países de origen si cumplen los requisitos bajo la ley. Proporcionarles visas a estas víctimas les permite adquirir estatus migratorio legal y autorización para trabajar.

 

Los legisladores de EE.UU. crearon la Visa U para ayudar a oficiales de la ley y fiscales a encontrar y condenar a criminales violentos.  Reconocieron que el temor a la deportación impedía que personas indocumentadas víctimas de crímenes los reportaran a la policía y que testificaran contra el criminal.  A consecuencia de ello, los criminales violentos eran capaces de evitar las condenas y continuar lesionando y/o abusando de las inocentes víctimas.

 

Diez Mil (10,000) Visas U están disponibles por año a inmigrantes indocumentados que:

  1. Han sufrido gran abuso físico o mental como víctimas de los crímenes listados;
  2. Poseen información tocante al crimen;
  3. Aceptan cooperar con la policía y fiscales para condenar al ó los criminales

 

Algunos de los crímenes que califican para que las Visas U estén disponibles son: Violación, Violencia Doméstica, explotación Sexual, asalto Sexual, servidumbre involuntaria, Secuestro, restricción Criminal, Chantaje, Tortura, Incesto, Prostitución, Falso encarcelamiento, Perjurio y varias más.

 

La Visa U otorga un estatus legal temporal por 3 años y permite que el inmigrante solicite la residencia permanente (Green-Card) y luego la ciudadanía de EE.UU. pero este beneficio podría demorarse mucho en llegar.

 

Un reporte del Servicio de Inmigración muestra que el número de solicitudes se duplicó en los últimos 3 años con respecto a  las  10,000 visas anuales disponibles. Según dicho reporte las solicitudes pendientes eran 45,898 al final de 2014.

 

Esto indica que si las visas permitidas no aumentan, los casos pendientes serán más cada año, aumentando el tiempo de espera. La tendencia indica que en 2020 los casos  sin aprobar podrían ser como de 150,000; puesto que no pueden aprobarse más de 10,000 por año la espera podría ser 15 años. La solución a esto es que Inmigración aumente las visas permitidas por año.

 

ACUSACIONES Y RECLAMOS FALSOS PONEN EN RIESGO EL PROGRAMA DE VISAS U

 

Infortunadamente, los beneficios concedidos a las personas que obtienen una Visa U ha provocado una irresistible tentación para muchísimos inmigrantes indocumentados.  Los reportes indican que se han hecho reclamos falsos a la Policía de ser víctima de crimen, con la esperanza de obtener Visas U.  Lo más grave es que cuando las falsas acusaciones tienen éxito, las personas inocentes son condenadas de crímenes que no cometieron y frecuentemente son erróneamente enviados a la cárcel o prisión.  Personalmente he visto dos ejemplos de falsa acusación.  Un caso involucraba una falsa acusación de abuso sexual criminal y el otro una falsa acusación de violencia doméstica.  En ambos casos, la investigación reveló finalmente que los cargos eran falsos.

 

Las víctimas de las falsas acusaciones tuvieron que gastar miles de dólares defendiéndose de los falsos cargos y sufrieron una tensión emocional extrema  al saber que estaban en riesgo de ir a la cárcel por algo que ellos no hicieron.  Los reclamos y reportes falsos de crímenes hacen que la policía y los fiscales sospechen que aún las víctimas verdaderas y honestas mienten. ¡NO SE DEJE!®

 

JESS J. ARAUJO, ABOGADO