Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

LA LEY PROTEGE A LAS MUJERES EMBARAZADAS

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

 Artículo 17-01

¡No Se Deje! ®

La ley Federal y la ley de California protegen a las mujeres embarazadas de la discriminación ilegal.  Es ilegal no ofrecer un trabajo o despedir a una mujer por estar embaraza.  También es ilegal suspender una promoción, un aumento de sueldo, una asignación, un bono o algún otro beneficio laboral debido al embarazo.  La ley también prohíbe que los empleadores discriminen a las mujeres embarazadas al decidir quién recibirá entrenamiento, cuáles y cuántas horas se trabajan, el tiempo provisto de vacaciones ó de los permisos por enfermedad ó la ubicación del trabajo.  En pocas palabras, a las mujeres embarazadas se les debe conceder los mismos beneficios y oportunidades que están disponibles para todos los empleados.

 

Las leyes Federales que prohíben la discriminación contra las mujeres  embarazadas solamente aplican a los patrones que tienen 15 o más empleados.  Las leyes de California que prohíben la discriminación contras las mujeres embarazadas solamente aplican a los patrones que tienen 5 o más empleados.  Estas leyes también aplican a los empleadores que son agencias de empleo, organizaciones laborales y los gobiernos estatales y locales.  El número de empleados determina si la ley Federal o la de California o ambas están disponibles para las mujeres embarazadas.

 

Los patrones deben tratar a las mujeres temporalmente inhabilitadas por el embarazo  igual que tratan a los empleados inhabilitados para desempeñar sus tareas por otras causas.  Los patrones pueden ofrecer a las mujeres embarazadas trabajo ligero, una asignación diferente, o un permiso de ausencia por incapacidad.  La ley de California permite que las mujeres a quienes los doctores  determinan como  incapacitadas temporalmente, puedan tomar hasta 4 meses de permiso sin goce de sueldo y  recibir beneficios monetarios de incapacidad temporal del estado.  A las mujeres embarazadas se les debe permitir que trabajen durante el embarazo siempre y cuando puedan desempeñar las tareas de su trabajo.

 

A las mujeres embarazadas se les debe permitir que tomen permisos por incapacidad cuando sea necesario.  No se les puede obligar a que tomen todo el permiso de una vez o en segmentos de días completos.  Las empleadas pueden tomar mañanas libres (cuando tienen malestares al inicio de día) o a cualquier hora del día en que no puedan trabajar debido al embarazo o al parto.  Bajo la ley Federal, a las mujeres que regresen a trabajar después del alumbramiento se les debe dar el mismo derecho a regresar a trabajar que a los empleados que regresan al trabajo después de otros tipos de incapacidades.  La ley de California permite que las mujeres que regresan al trabajo después del parto tengan la misma posición o una similar, el mismo salario y ubicación, y otras condiciones laborales.

 

La ley Federal y de California permite que los empleados hombres y mujeres tomen hasta 12 semanas de permiso de ausencia sin goce de sueldo después del nacimiento o adopción de un hijo ó para atender al cónyuge, padre o hijo enfermo si el patrón tiene al menos 50 empleados.  Los patrones con 15 o más empleados que provean seguro de salud, seguro por incapacidad y permisos por enfermedad deben incluir beneficios por enfermedades relacionadas al embarazo y el parto.  El tiempo utilizado como ausencia por embarazo debe considerarse igual que las ausencias usadas por otras incapacidades al momento de computar el tiempo de vacaciones, la señoría y el aumento del salario.  Y  las empleadas con permiso de incapacidad por embarazo pueden hacer uso de los días pagados de vacación y  enfermedad mientras están con el permiso familiar sin goce de sueldo.  ¡NO SE DEJE! ®

 

JESS J. ARAUJO, ABOGADO