Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

LA POLÍTICA INMIGRATORIA DEL PRESIDENTE OBAMA ES COMPLETAMENTE DIFERENTE A LA DE DONALD TRUMP

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

 

 Artículo 17-09

¡No Se Deje! ®

 

Las leyes de inmigración de Estados Unidos disponen varias categorías de personas que pueden legalmente ser admitidos para ser residentes permanentes.  La mayoría de esas categorías están basadas en la relación familiar calificada con un ciudadano de EE.UU. o de un residente permanente o con la destreza laboral exclusiva con una oferta de trabajo calificada. Un método menos conocido y raramente utilizado para inmigrar incluye la solicitud de asilo político.

 

Los inmigrantes que aplican para asilo político deben demostrar que tienen un “temor bien fundamentado de persecución por causa de raza, religión, nacionalidad, opinión política o por pertenecer a un grupo social particular”.  Las pocas solicitudes de asilo político que son aprobadas son usualmente para personas de países que se consideran tener “gobiernos represivos” como Irán, Corea del Norte o Cuba.  Es por eso que las solicitudes de asilo para Mexicanos no son usualmente concedidas.  Hacerlo necesariamente implicaría que México es un país represivo y ciertamente complicaría una relación ya difícil entre ambos países.

 

La solicitud de asilo para una mujer Mexicana, referida aquí solamente como “L. R.”  brindó a la administración Obama la oportunidad de establecer una nueva política para conceder asilo para las víctimas  de extrema violencia doméstica.  Esta solicitud particular de asilo fue fuertemente opuesta por la administración Bush.  Los abogados de la administración Bush argumentaron que a pesar de la naturaleza extremadamente brutal de la violencia y el abuso causado a esta solicitante de asilo, las mujeres golpeadas legalmente no pueden calificar para el asilo.  Ellos insisten que las víctimas de crimen no están incluidas como un grupo calificado bajo las leyes de asilo político.

 

Después de revisar el caso de L. R., abogados principales de la administración Obama emitieron una declaración escrita que dijo “Es posible que la mujer Mexicana, y otras solicitantes que han experimentado violencia doméstica, pudieran calificar para asilo”.    Este es un cambio dramático en la política de este país relacionado con reclamos de asilo.  Primero, las víctimas de violencia doméstica ahora son elegibles y segundo, las solicitantes de México ahora son elegibles. Aún bajo la nueva política, fueron incluidas muchas condiciones y requerimientos de manera que solamente un número limitado de víctimas  de violencia doméstica que solicitan asilo calificarían.

 

Una corte de peticiones migratorias declaró que las víctimas  de violencia doméstica deben demostrar que son tratadas por sus abusadores como subordinadas, poco más que propiedades y que la violencia doméstica generalmente es tolerada en sus países.  También deben demostrar que no pueden obtener protección del gobierno de su país y que simplemente cambiarse a vivir a un lugar diferente del país no las mantendría a salvo.

 

Mientras este cambio en la política es bueno para los Mexicanos que usualmente no califican para el asilo político, es importante recordar que está limitado para víctimas  de violencia grave y/o abuso sexual.  Y, a causa de las condiciones adicionales, aún muchas de estas víctimas  puede que no califiquen.

 

La visión del Presidente Obama y sus políticas para ayudar a los inmigrantes es completamente diferente en todo aspecto a las órdenes ejecutivas anti-inmigrantes de Donald Trump. Es una lástima que tanta gente tenga hoy que enfrentarse a una realidad tan diferente y cruel bajo Donald Trump.

 

La publicidad acerca de posible asilo para Mexicanos una vez más puede hacer que personas inescrupulosas engañen y defrauden a víctimas  inocentes cobrándoles exorbitantes honorarios con falsas promesas de residencia (green cards) a personas que ellos saben que no califican. ¡NO SE DEJE! ®

 

 

JESS J. ARAUJO, ABOGADO