Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

LOS JUECES DEBEN EXPLICAR POR QUE NEGARON ORDENES DE RESTRICCION SOLICITADAS EN CASOS DE VIOLENCIA DOMESTICA

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 17-29

¡No Se Deje! ®

Los casos de violencia doméstica son, y deben ser tratados como, emergencias peligrosas.  El público ha quedado impactado y triste al enterarse de los muchos casos de violencia doméstica que resultan en lesiones serias y/o muerte.  Aún cuando la violencia doméstica no resulte fatal, los niños en la casa generalmente quedan afectados emocionalmente de por vida.   La mayoría de las víctimas de violencia doméstica son mujeres, pero  también los hombres  pueden ser víctimas.

 

Las Ordenes de Restricción Temporales están entre los más importantes remedios legales disponibles para las víctimas de violencia doméstica.  Estas son ordenes de la corte contra un abusador denunciado que le prohíbe el contacto o la conducta abusiva o violenta contra la víctima.  Las cortes intencionalmente han hecho el proceso de aplicación simple y para ser utilizado sin necesidad de un abogado.   Las víctimas deben explicar por qué necesitan órdenes de restricción temporales de emergencia.  Esto se hace dando ejemplos del comportamiento violento o abusivo.  Las víctimas se han quejado que los jueces impropiamente les han negado las solicitudes de órdenes de restricción temporales con lo cual las exponen y en algunos casos a niños, a peligrosas lesiones físicas y emocionales.

 

LA LEY obliga a los jueces a dar las razones por las cuales niegan solicitudes de órdenes de restricción temporal en los casos de violencia doméstica. Quienes respaldan esta  ley indicaron que sin una explicación por escrito de la negativa, no podemos saber las razones del juez para rehusarse a emitir la orden.  Cuando los jueces expresan sus razones, las víctimas y sus abogados pueden determinar si fue negada impropiamente y pueden considerar una apelación.   La ley también da a las víctimas el derecho a tener una audiencia dentro de los 20 días después  de negarse la orden de restricción temporal y pedir una orden prohibiendo que el abusador contacte a la víctima.

 

Algunos críticos de esta ley dicen que las personas involucradas en disputas familiares acaloradas y  en disputas domésticas legales frecuentemente usan  las órdenes de restricción temporales cuando no son necesarias simplemente para castigar a la otra parte.   Dicen que las partes frecuentemente mienten para convencer al juez que conceda las órdenes de restricción que después pueden utilizar en procesos de divorcio o custodia de menores.   Los críticos también indican que las Ordenes de Restricción Temporal de Emergencia son emitidas y tienen efecto de inmediato sin darle a la otra parte la oportunidad de responder por 20 días.   Durante ese tiempo, su libertad de actuar en ciertas actividades incluyendo regresar al hogar familiar o tener contacto con un cónyuge y/o niños queda limitada o prohibida.

 

Los críticos temen que si se les pide a los ocupados jueces que escriban las razones para negar Ordenes de Restricción Temporal, muchos jueces en vez de eso simplemente concederán la mayoría de tales solicitudes.  Dicen además que conceder Ordenes de Restricción Temporales innecesarias o injustificadas injustamente requiere que la persona restringida sea incluida en los Registros Estatales y Federales de Violencia Familiar.  Es casi imposible ser borrado de esos registros aún si más tarde se determina que la información que apoyaba la Orden de Restricción Temporal no era correcta o cierta.

 

Como pueden ver, la decisión de conceder o negar una Orden de Restricción Temporal puede ser muy difícil de tomar.  Los Jueces tienen la poderosa autoridad y la enorme responsabilidad de tomar estas decisiones.   Ahora, bajo la ley, tendrán que dejarnos saber las razones para negar  una Orden solicitada  ¡NO SE DEJE! ®

 

JESS J. ARAUJO, ABOGADO