Fill out the form below for
a free consultation

close

Request free consultation

UNA MADRE FUE CONDENADA POR HOMICIDIO AL NO PROTEGER A SU HIJO DEL PADRE

If you want results, call us. If you want peace of mind, call us. If you want representation who understands the hardship that has been thrust upon you, call us.

Request Free Consultation

Artículo 15-38
¡No Se Deje! ®

Las leyes de Estados Unidos y de los estados claramente consideran responsables a las personas por los actos de otros y por no actuar responsablemente. A los patrones se les requiere que paguen por las lesiones y daños causados por sus empleados en el transcurso del trabajo. Los padres son responsables de pagar daños o lesiones causados a otras personas por sus hijos menores. Y, los propietarios de autos están obligados a pagar por lesiones y daños materiales causados por los conductores que con su autorización utilizan sus vehículos.

En el área de la ley penal, las consecuencias pueden ser mucho más serias y costosas como lo demostró el caso de California contra Rolon. En ese caso, la madre de un niño de un año de edad fue encontrada culpable de AGRESIÓN MORTAL, HOMICIDIO, AYUDA Y ENCUBRIMIENTO AL DEJAR DE EJERCER SU DEBER DE MADRE DE PROTEGER A SU HIJO. La madre dejaba que el padre del menor se quedara con ellos, aún cuando sabía que una orden de la corte le prohibía vivir con ellos o tener contacto sin supervisión con sus hijos.

Durante una visita sin previo aviso de un Trabajador Social, la madre mintió acerca de la presencia del padre en la casa. La corte determinó que por los próximos tres días la mamá dejó de proteger al hijo de los repetidos golpes del padre para intentar callar los llantos del niño. Al mentir al Trabajador Social, la madre intencionalmente ayudó al padre a no ser detenido y a no sacarlo de la casa. Esto le permitió seguirlo golpeando y finalmente matarlo.

La corte explicó que bajo la Ley Común, el padre y la madre tienen el deber legal de proteger a sus hijos y que no hacerlo se toma como “Ayuda y Encubrimiento” al agresor para que se ocasione daños a los hijos. Por lo tanto, el padre o madre que deja de proteger a sus hijos también es culpable del crimen. La corte también expresó que la CONDUCTA INTENCIONAL EN APOYO DE UN ABUSADOR PUEDE DEMOSTRARSE COMO RESPONSABILIDAD POR MUERTE PREMEDITADA IMPLÍCITA.

Los padres, especialmente las madres, deben ser muy cuidadosos de no hacer nada que permita que alguien, aún el papá, dañe a sus hijos. Como claramente ilustra este caso, aún si un padre no daña a su hijo directamente, se le puede imponer un castigo criminal por NO PROTEGER AL HIJO. La madre no debió permitir que el padre estuviera con ellos y debió haber llamado a la policía si no se quería ir. Y, definitivamente ella no debió mentirle al Trabajador Social.

Para las familias que luchan económicamente o para los inmigrantes indocumentados, generalmente puede ser muy difícil reportar los actos criminales de un padre o madre. Comprensiblemente temen que el arresto del abusador termine en pérdida de ingresos y aún en deportación. Esto desde luego tendría un efecto devastador en la capacidad para sobrevivir de la familia.

Por difícil que sea esta realidad, podemos ver que la opción de no reportar al abusador puede ser mucho peor. En el caso Rolon, ambos, el padre abusador y la madre no protectora estarán ahora en prisión por muchos años. Los hijos tendrán que ser criados por otras personas y vivirán sabiendo que su padre mató a su hermano y que su mamá no hizo nada para evitarlo. Lo peor es que ella realmente sí lo asistió y le permitió hacerlo. Los padres siempre deben proteger a sus hijos. Es la ley y es lo correcto. ¡NO SE DEJE! ®

JESS J. ARAUJO, ABOGADO